Cómo hacer y consejos rápidos

Cómo: Eliminar el óxido de las herramientas manuales


¿Ha pasado un tiempo desde su último proyecto de mejoras para el hogar? Si sus habilidades de bricolaje están un poco oxidadas, es probable que sus herramientas también lo estén. Sin uso regular, las herramientas de metal son propensas a problemas. Con el tiempo, el hierro y el acero expuestos al oxígeno y la humedad forman una reacción química llamada oxidación. La evidencia visual de esta reacción son las manchas anaranjadas quemadas que cubren sus pertenencias metálicas. Eventualmente, el exceso de óxido arruinará sus herramientas y le dará otra excusa para posponer esos proyectos.

Bueno, no más excusas! Toma esas herramientas y ponte a trabajar, porque el óxido es removible. Aquí ofrecemos dos formas de eliminar rápida y fácilmente ese óxido.

Si no le importa usar un poco de grasa en el codo, puede eliminar físicamente el óxido con la abrasión. Elija un material de fregado eficaz cuando se enfrente a problemas de oxidación superficial de moderados a ligeros. Los problemas de óxido más profundos pueden requerir algo más que músculo, pero esta solución física es un buen primer paso.

HERRAMIENTAS Y MATERIALES Disponibles en Amazon
- Detergente para platos
- Papel de lija grueso
- estropajo
- Estropajo de acero
- Papel de lija fino
- Queroseno
- Taladro eléctrico
- Cepillos de rueda de alambre para taladro

PASO 1: Elimine la suciedad y la grasa con jabón para platos.

Comience limpiando las herramientas oxidadas en agua jabonosa para eliminar la suciedad y la grasa. Luego, enjuague las herramientas con agua y seque completamente.

PASO 2: Frote las herramientas oxidadas con una almohadilla abrasiva.

Para una oxidación leve, frote la superficie con un estropajo, papel de lija o lana de acero. Siempre comience con el abrasivo más grueso para eliminar el óxido acumulado y las marcas de viruela, luego cambie a un grano más fino para suavizar las ranuras causadas por el grano grueso. Si todavía ve óxido, es hora de un curso de acción más pesado.

PASO 3: Use una rueda de alambre accionada por un taladro para eliminar el óxido resistente.

Para problemas de oxidación más graves, cubra la superficie de las herramientas con queroseno para que funcione como lubricante de corte. Espera unos minutos Luego, conecte una rueda de alambre a un taladro eléctrico para eliminar el óxido persistente. Termine con papel de lija de grano fino para eliminar cualquier residuo sobrante. Si la oxidación de la superficie se ha ido, su trabajo está hecho. Pero si el problema persiste, es posible que necesite una solución química más fuerte.

Cuando desee ahorrar algo de energía, el ácido oxálico ofrece un tratamiento químico eficaz para disolver problemas de oxidación de leves a moderados. Este ácido suave llega directamente a las juntas y grietas para penetrar en las áreas problemáticas, lo que lo hace especialmente bueno para eliminar el óxido en espacios reducidos y lugares difíciles de limpiar. Para comenzar, simplemente compre el producto químico barato en su tienda local de mejoras para el hogar (también puede comprarlo en línea a través de Amazon u otro proveedor).

HERRAMIENTAS Y MATERIALES Disponibles en Amazon
- Gafas de protección
- Guantes de goma
- Detergente para platos
- Cubo grande de plástico
- Ácido oxálico
- Toalla

PASO 1: Limpie las herramientas oxidadas con detergente para platos.

Primero, limpie las herramientas con detergente para platos y agua antes de comenzar para que la grasa y la suciedad no bloqueen el proceso químico.

PASO 2: Tire del equipo de protección, luego sumerja las herramientas oxidadas en una solución de ácido oxálico.

Antes de sacar cualquier producto químico, no olvide ponerse un par de gafas y guantes de goma para protegerse. Aunque este es un ácido suave, siempre trabaje en un área bien ventilada para evitar los humos. Mezcle tres cucharadas de ácido oxálico con un galón de agua en un recipiente de plástico lo suficientemente grande como para sumergir las herramientas manuales que va a limpiar. Luego, coloque las herramientas en la solución y asegúrese de que cubran completamente las herramientas.

PASO 3: Remoje las herramientas durante 20 minutos.

Deje las herramientas en el balde durante aproximadamente 20 minutos, o hasta que desaparezca el óxido. (Es posible que necesite más tiempo o menos dependiendo del nivel de corrosión). Luego, enjuague, seque bien y guarde las herramientas una vez más.

Si bien hay una variedad de métodos diferentes para eliminar el óxido no deseado, una solución supera al resto: la prevención. Los siguientes consejos lo ayudarán a detener un problema de herrumbre antes de que comience.

  • Recuerde siempre secar sus herramientas inmediatamente después de su uso, e incluso rociarlas con un inhibidor de óxido como WD-40 (disponible en Amazon).
  • Almacene sus herramientas en un lugar limpio y seco. El polvo atrae la humedad, y la humedad conduce a la oxidación. Sí, necesitas desempolvar tu casa y tu caja de herramientas también!
  • Mantenga su caja de herramientas libre de humedad. Use paquetes de gel de sílice (disponibles en su tienda local de mejoras para el hogar) para absorber el exceso de humedad. O use una caja de herramientas de madera anticuada en su lugar. La madera absorberá cualquier exceso de humedad.
  • Finalmente, para una máxima protección, invierta en un deshumidificador para controlar el clima y limitar la humedad. Más allá de guardar sus herramientas de metal, lo mantendrá cómodo mientras aborda su próxima tarea con su equipo libre de óxido.